Escritos, transcripciones y hojas de trabajo traducidos al español.


Instrumento Para la Paz

Instrumento para la Paz


Una Sola Mente

La Fundacion para la Mente Que Despierta

David Hoffmeister y los "Mensajeros de la Paz" le dan la bienvenida.

http://un-curso-en-milagros.org

Se puede hacer pedidos de Una Sola Mente en nuestra tienda.

 

Introducción
"En 1991 David fue impulsado a tomar otro salto de confianza y comenzar sus viajes por Estados Unidos y Canadá, compartiendo su claridad de entendimiento relacionada con Un Curso de Milagros. Siguió las instrucciones de Jesús de “convertirse en un niño pequeño,” totalmente dependiente del Espíritu Santo en cuanto a dinero, transporte, alojamiento, comida y las palabras para hablar en un sinnúmero de reuniones de Ucdm, iglesias, grupos metafísicos y espirituales y gran cantidad de encuentros santos con personas que no conocían al Curso. David encontró que su constante dicha y paz eran el mejor maestro en todos los encuentros, y que era ésta la paz que todos sus hermanos y hermanas estaban buscando. La Voz de Jesús le dijo a David – al igual que instruyó a los apóstoles 2000 años antes, “Has recibido libremente, da libremente.” Por lo tanto David nunca ha cobrado por su tiempo, enseñanza ni nada de los muchos materiales que él regala, mas su sustento proviene de las ofrendas amorosas que recibe. En todos los años que lleva viajando y compartiendo la sabiduría de Cristo, David se ha convertido en la demostración viviente de los principios de Un Curso de Milagros, de lecciones tales como:

“El Amor de Dios es mi sustento” “Yo soy la luz del mundo”  
“Me haré a un lado y dejaré que Él me muestre el camino”  
“En mi indefensión radica mi seguridad”
“La Voluntad de Dios para mí es perfecta felicidad”

David aprendió a través de un sinnúmero de milagros que podía perfectamente confiar en el Espíritu Santo para que le proveyera y lo orientara a través de cada situación. Todo lo que él parecía necesitar para lograr su propósito como maestro de Dios fue entregado sin que él hiciera ningún esfuerzo.

En 1996 David fue guiado para que comprara una pequeña casa en Cincinnati, Ohio, llamada la Casa de Paz. Se convirtió en un lugar de quietud y meditación entre viajes, pero también un lugar donde pudiese acoger a los que desearan hacer a un lado el mundo y llegar más profundo en la mente para descubrir al Cristo interior. La mudanza de David a la Casa de Paz abrió una nueva fase de su ministerio a medida que el Espíritu Santo lo guiaba a adquirir computadoras y aprender la tecnología de la Internet. El resultado fue la creación de una cantidad de sitios. Su sitio principal, http://awakening-mind.org ofrece hoy una gran gama de recursos relacionados con Un Curso de Milagros y la metafísica de Cristo. Los buscadores espirituales de la verdad pueden suscribir al grupo de David, awakeninginchrist, donde él sintoniza con el Espíritu Santo para contestar las preguntas que le mandan de todas partes del mundo. Siendo un amante de la música, y considerándolo un camino a Dios por propio derecho, David ha organizado algunos Pabellones Musicales en su sitio que destacan a una variedad de artistas que comparten sus ideas espirituales a través de la música. También están disponibles en su sitio los video clips de sus entrevistas televisivas, grabaciones de sus reuniones y sesiones de enseñanza, buscador de archivos, y escritos tales como Puesta A Punto Mental, El Propósito Es La Única Elección, y Guía A La Iluminación Para Los Amantes Del Cine (David considera que las películas son otro camino útil a Dios.)

A medida que progresaba su ministerio por computadora, un amigo, Thom Robertson fue inspirado para ayudar a David a establecer una organización sin fines de lucro, la Fundación Para La Mente Que Despierta, que ahora sirve de marco para coordinar todos los aspectos del ministerio y para el manejo de donaciones mayores.

Hacia fines de 2001, Resta Burnham comenzó a visitar a David en la Casa de Paz y a tener una serie de conversaciones de sobremesa en que exploraron la metafísica de Un Curso de Milagros en profundidad. Aunque Resta había estado recibiendo canciones espirituales durante muchos años, fue esta unión con David la que disparó una explosión de música – casi 100 canciones en el primer año de su asociación. David usó estas canciones – una colección que Resta fue guiada a intitular “Música de Cristo” – como la base para el Pabellón de Música III en su sitio. A mediados de 2002 Resta recibió orientación para adquirir las herramientas para grabar sus propios CD y para fin de ese año había producido un total de o cho CD, con un promedio de 20 canciones cada uno. Al igual que David, Resta sintió que debía regalar su música. El Espíritu Santo dictó estos “Derechos de Autor” para que acompañase a cada CD:

“Amado Hijo de Dios: La Música de Cristo es para Ti que eres el Cristo. Su contenido, como el Tuyo, es eterno y no puede cambiarse. Por favor haz lo que desees con su forma, incluyendo copiarlo, compartirlo, cambiarlo, hacerle arreglos, ejecutarlo o venderlo. Que esta música te ayude a recordarte a Ti. Amén”

En Enero 2003 Resta recibió un pedido de CD de Patricia Besada en Argentina. Este fue el comienzo de un rápido y milagroso viaje de David y Resta a la Argentina en Marzo 2003, acompañados de Dave Powell y Kerri. En 19 reuniones oficiales y numerosas charlas espontáneas, David compartió su iluminación y dicha con audiencias absortas en Buenos Aires, La Plata, Maipú, Mar del Plata y Miramar. Resta ejecutó la Música de Cristo y regaló sus CD en cada reunión. Con la ayuda de Kerri, incluso recibió su primera canción en Español, “Dios, Dios” que la audiencia pudo cantar con ella.

Los argentinos abrazaron a los Mensajeros de la Paz con calidez, gratitud y pasión. Aunque David y Resta no hablan Español, descubrimos que el amor y el deseo de comunicarse eran todo lo que hacia falta para que fluyeran las ideas libremente. Los estudiantes argentinos de Un Curso de Milagros demostraron una sed de verdad, una gran voluntad de acceder a las disciplinas de entrenamiento de la mente provistos por Jesús en el Curso. Estaban muy en contacto con sus emociones, de modo que muchas reuniones tenían partes iguales de risas y lágrimas. Patricia Besada y Valerie Monk, ambas estudiantes del Curso de larga data y traductoras al castellano de mucho material del Curso en Inglés, organizaron las reuniones y se encargaron de la traducción de muchas de ellas. Otras traductoras incluyeron a Mónica Escudero, Maria Cristina Uhart, Anastasia Voyatjides, y Alcira Bentolila. (También descubrimos que había muchos traductores ocasionales que les gustaba aportar algo cuando parecía que hacia falta.) Finalmente queremos especialmente agradecer a nuestra familia anfitriona – Richard, Marcela, Norman y Martín Campbell (¡y Tresa!) – por darnos un hogar base de tanta calidez, dicha, bondad y risas."

Una Sola Mente – es una combinación de las reuniones con David en Argentina, incorporando preguntas y respuestas de muchas de ellas. Donde parece que pueden arrojar más luz sobre el tema bajo discusión, se ha intercalado entre los diálogos la letra de la Música de Cristo.

Mente Una, mente una,
Todo esta en la única mente.
Mente una, mente una, YO SOY por siempre una.
El amor es, la dicha es todo lo que es.
La verdad es, la luz es todo lo que se ve.
(de Una Mente)


Apertura De Los Encuentros

David: Es un honor venir a la Argentina y aceptar su invitación. Resta ha traído su música. Kerri y David Powell están con nosotros. Siempre es una bendición encontrarme conmigo mismo una y otra vez, y así es como yo veo los viajes que hago. He viajado por Estados Unidos durante los últimos doce años, ofreciendo charlas como las que vamos a tener hoy, en las que todas las preguntas son bienvenidas y permitimos que el Espíritu en nosotros nos traiga las respuestas. Es una gran alegría compartir la luz de Cristo. Todos nosotros hemos sido llamados como obradores de milagros, y todos hemos respondido. Aquí es donde comienza la dicha. Nada de nuestra vida anterior nos ha traído felicidad duradera. Nuestra felicidad y nuestra función son lo mismo. No hay mayor alegría que la de servir a Dios.

Yo no doy charlas ni sermones. Yo dejo que el Espíritu Santo organice las reuniones, de modo que el Espíritu Santo habla a través de muchos por donde yo vaya. Escucho y reconozco la Voz del Espíritu Santo. Estas reuniones son oportunidades de hacer preguntas y tener discusiones que hacen que el ego surja a la conciencia, para que se pueda soltar. Si no se cuestiona, se presume que es verdad y permanece inconsciente. Gran parte de la jornada espiritual comprende darle permiso a la mente para hacer preguntas. Sólo hay un ego, y a medida que lo dejamos al descubierto, desaparece para todos. El trabajo que hagas con tu mente esta ahí para todos en el mundo. Es un llamado muy profundo, es la vocación más profunda que hay. El viaje hacia tu corazón sólo requiere de tu voluntad. En realidad es Cristo o el Espíritu interno el que hace el trabajo. Tu chispa de voluntad, junto con el poder del Espíritu Santo, enciende la luz en tu mente.

Así que los invito a hacer sus preguntas, porque la pregunta de uno es la pregunta de todos. Cada pregunta ayudará a traer la iluminación a todos. No hay buenas preguntas ni malas preguntas, ni preguntas inteligentes ni tontas. Siéntanse libres para expresar aquello que les viene al corazón.

Pregunta: ¿Cómo es que logras la dicha que nos estas mostrando? ¿Cómo es que eres tan feliz?

D: Yo no abrigo conceptos ni creencias, y por lo tanto no tengo expectativas. Esto me permite vivir en el ahora, sin pensamientos del pasado ni preocupaciones e inquietudes futuras. No tengo apegos ni posesiones. He renunciado a creer en ellos. Aquello que parezca ser útil en mis enseñanzas tiende a aparecer: pasajes aéreos, autos, alimentos, etc. Me he olvidado de la vieja manera de vivir. El aprendizaje previo no ilumina mi camino. Lo que aprendí en diez años de universidad ha sido desaprendido, y esos símbolos han sido tomados por el Espíritu Santo Quien los ha traducido para que yo los pueda usar para enseñar paz y libertad, el camino de salida del mundo. Yo ya no uso los símbolos de la forma por orgullo o ganancia personal. Esa es la dicha. Como enseñó Jesús, yo le doy toda la gloria a Dios.

 Ríe, ríe. Acuérdate de reír. Recuerda que es sólo un sueño.
Ego, ego – ¡despierta amigo! Deja de llorar y tómalo a risa.
(de Ríe, Ríe)

 P: ¿Sentiste mucha resistencia para llegar e este estado de mentalidad?

D: Sí, mucha resistencia, muchas lágrimas. Tuve que enfrentarme a mucha oscuridad. Hicieron falta muchos milagros para convencerme que estaba bien confiar en Dios. El viaje hacia la mente tiene emociones muy intensas, y a veces puede parecer que tu mundo se está derrumbando. Es sólo que, al tener intereses en este mundo, la mente está al revés, y ahora el Espíritu está dando vuelta la mente, para que se oriente hacia la Luz. La única manera de tener un mundo pacífico es que uno esté en paz. Se trata de un trabajo interno.

P: Cuéntanos como empezaste.

D: Cuando yo era niño, sentí que no tenía lugar en este mundo. Mientras otros decidían lo que querían ser cuando crecieran, yo no tenía una idea clara de lo que haría. En la secundaria cuando hice las pruebas vocacionales, los resultados fueron muy raros. Como si no hubiera una vocación para mí. Ahora puedo reírme y pensar en las enseñanzas de Jesús: “Estoy llamándote para que salgas del mundo.” Igual, intenté encontrar un significado y una vocación. Durante tantos años universitarios, pasé gran parte de mi tiempo en la biblioteca leyendo sicología, filosofía y religión, haciendo preguntas profundas y buscando el significado de la vida. A través de los años de búsqueda, pude eliminar muchas de las preguntas porque vi que ninguna de las disciplinas veía el mismo mundo. Por ejemplo, el químico no veía el mismo mundo que el psicólogo. A medida que entendía las suposiciones subyacentes de cada disciplina que estudiaba, me di cuenta que ninguno tenía la respuesta. ¡Algunos profesores incluso lo admitían! Vi que había muya discusión entre las disciplinas, y el Espíritu interior me dijo que era mi percepción la que estaba distorsionada, que tenía que hacer un trabajo interno antes de poder ver un mundo pacífico.

Nada de este mundo puede ayudarme.
Nadie en este mundo puede decirme
Nada sobre la paz y la salvación.
Una voz dentro de mí está diciendo
Que habrá de ayudarme a encontrar el camino
A través de la silenciosa puerta de la meditación
(de El Interior Profundo)

Un Curso de Milagros llegó a mí en 1986 como respuesta a una plegaria interna para un modo sistemático de despejar el espejo de mi mente, de aprender a confiar en el Espíritu y escuchar a la Voz y dejar de lado todo juicio. Entonces me sumergí en el Curso y durante los dos primeros años leí durante unas ocho horas diarias. Aun durante este período, el ego le ofrecía mucha resistencia a Un Curso de Milagros. Mis ojos se ponían muy pesados, pero yo era suave conmigo mismo porque sabía que había descubierto como escapar de este mundo. No permitiría que nada se interpusiera en el camino. Así que iba a caminar, a comer algo, a nadar y luego volvía lleno de pasión y con los ojos bien abiertos y leía el Curso durante muchas horas más.

Ven, ven, tú que estás ansioso
Ven, ven, lejos de la oscuridad.
Ven, ven, tú que estás ardiendo en soledad
Ven, ven, alcen sus cabezas ahora.
Ven, ven, junten su coraje
Ven, ven, serás alimentado ahora con ternura
(de Ven, Ven)

 P: ¿No tenías que trabajar?

D: ¡Al principio cuando recibí el Curso, yo pensé que estaba listo para ascender! (Risas) Le pedí al Espíritu que me apuntara a la montaña más cercana, y el Espíritu me dijo: Todavía no estás listo. Se me dio consejo muy práctico de volver a la relación en que estaba, que esperara y recibiera orientación sobre un trabajo que me iban a dar, y que usara ese dinero para liquidar préstamos y deudas. Éste fue un período intenso de unos ocho meses en que tuve que aprender a orar y desprenderme de los años de aprendizaje universitario que estaban obstaculizando el trabajo del Espíritu Santo a través mío. El Espíritu Santo utiliza las habilidades y las aptitudes, pero el propósito del Espíritu Santo es muy diferente del propósito del ego. El ego quería usar las habilidades para apuntalar mi personalidad: orgullo, fama, logros, estatus – todas metas del ego. Así que para responder a tu pregunta, el primer par de años se me dieron asignaturas específicas y estos trabajos permitieron que liquidara los préstamos y que aprendiera como escuchar y seguir la Voz del Espíritu Santo.

P: ¿Cómo cuestionabas a tu ego?

D: En el Curso, el Libro de Ejercicios guía a tu mente para cuestionar todo lo que crees. Por ejemplo, la Lección 50: “El Amor de Dios es mi sustento.” Jesús habla de muchas cosas que el ego piensa que son su sustento – píldoras, dinero, ropa de protección, conocer a la gente apropiada, una lista de muchos ídolos falsos. Y esto me dio muchas pistas sobre lo que tenía que cuestionar. Luego llegué a la Lección 76: “No me gobiernan otras leyes que las de Dios.” Él continua con más ideas para cuestionar: leyes de economía, leyes de medicina, leyes de nutrición –¡incluso leyes de amistad! – muchas creencias inconscientes que hay que cuestionar y soltar. Se trata del condicionamiento previo que hemos aprendido en este mundo. Todas nuestras creencias, como la educación, construir una carrera, planificar la seguridad financiera, están basadas en el tiempo lineal. Tratan de ocultar el ahora, el instante santo. Esto te da una idea del cuestionamiento que tuve que hacer.

¿Para qué es? ¿Sirve a la luz?
¿Para qué es? ¿Sirve al Cristo?
¿Me proporciona dicha o una punzada de dolor?
¿Me proporciona paz o la hoguera de odio?
¿Puedo decir en verdad que proviene de Dios?
¿Para qué es?¿Para qué es? ¿Para qué es?
(de ¿Para qué es?)

P: ¿Tengo el poder para decidir?

D: En el cielo hay libre albedrío. El único reflejo del cielo en este mundo es el poder de elegir. Lo que tienes el poder de elegir, momento a momento, es tu estado mental. Pareciera que en este mundo hay otras elecciones. Parece que cada día está lleno de un menú de elecciones – cuándo despertar, qué ponerse, dónde ir, a quién llamar, qué comer. Todas estas son falsas ilusiones sobre decisiones, pues el libreto del mundo ya se ha escrito. Es por eso que los psíquicos pueden predecir eventos con más exactitud. Todos los eventos, encuentros y circunstancias de los libretos de este mundo están en el pasado. Momento a momento, tienes el poder de interpretar lo que estás viendo. Puedes interpretarlo con el Espíritu Santo – en cuyo caso tendrás paz y felicidad – o puedes interpretarlo con el ego que analiza y separa y enjuicia. La mente siempre está disgustada cuando está interpretando eventos con el ego.

P: ¿Cómo puedo soltar todos mis apegos, como la relación especial con mi esposo?

D: Esta es una gran pregunta – a la que Jesús le dedica nueve capítulos (Risas). Cuando la mente pareció quedarse dormida y olvidar el reino del cielo, creyó que era carente. En el cielo está entera y completa. El ego trató entonces de ofrecer un sustituto para el amor e intimidad del cielo. Así fue como se hicieron las relaciones especiales, para ofrecer compleción como un sustituto de Dios. Así que tu esposo está en la posición o rol de proveer amor incondicional para ti, pero esto es imposible para un ser humano. Cuando elegimos una pareja, una pareja de por vida, en el fondo estamos diciendo: Tú eres mi mejor chance de recibir amor incondicional. Entre seis billones de otras personas, te elegí a ti para que me ofrezcas el amor incondicional. ¡Y si no puedes cumplir con este rol, siempre queda el divorcio como opción! (Risas). Entonces, la mejor manera de percibir a tu esposo es como un reflejo o espejo de los pensamientos y creencias que todavía abrigas. Cuando estás tentada de enojarte con algo que tu esposo hace o no hace, será una gran oportunidad de ponerte en contacto con tus creencias inconscientes. Ningún ser humano tiene el poder de disgustarse a sí mismo. Siempre son nuestros propios pensamientos y creencias las que nos quitan la paz. Así que Un Curso de Milagros ofrece una manera de transformar tu relación especial en una relación santa en la que compartes el propósito del Espíritu Santo y experimentas mucha dicha y contento.

Te libero, hermano mío, para que seas quien eres
Mi salvador, el Cristo que mora en el corazón de Dios
Y yo estaré allí contigo, porque somos uno,
Amado por el Padre, Su Hijo
(de Te Libero)

P: ¿Puede un camino espiritual como el Curso ser un camino de soledad y aislamiento?

D: A veces, al trabajar con Un Curso de Milagros, o con muchos caminos espirituales, el ego siente soledad. Es una sensación de separación que está en lo más profundo. ¡Yo elegí enfrentarme a esos sentimientos yendo a vivir como ermitaño en el bosque, donde tuve que encarar los sentimientos de soledad! Tantas veces al quitar las distracciones, uno enfrenta la soledad y el vacío por primera vez. Le quitas el significado a las apariencias a las que antes se lo habías dado. Y por un momento – o en muchos momentos – puede parecer un viaje sin sentido. Es solo el ego que la conciencia comienza a ver.

P: Tal vez sea una pregunta agresiva, pero ¿qué diferencia hay entre Un Curso de Milagros y un lavado de cerebro?

D: El lavado de cerebro comprende conformidad: a un sistema de creencia en particular, o una estructura, o a un individuo o grupo. Sería mejor llamar a Un Curso de Milagros “lavado de mente”, porque intenta limpiarla de todos los pensamientos de ataque, todos los resentimientos y todos los juicios, para dejar a la mente en su estado natural de no-juicio. Como enseñó Jesús, “No juzgues salvo que quieras que te juzguen.”

Purifícame en la luz. Empápame en santidad
Hasta que no quede nada que bloquee los Rayos del Amor
Purifícame en la luz. Deshaz mis temores culposos
Enjuga cada lágrima. Arrópame en la gracia.
(de Purifícame en la Luz)

P: ¿Es posible estudiar Un Curso de Milagros y tratar de aplicarlo entre gente que no sabe nada acerca de él?

D: Si, ese ha sido mi camino. La mayoría de la gente con quienes me encuentro no son estudiantes de UCDM, sólo gente común – meseras, azafatas, mecánicos, basureros, gente en negocios. En realidad se trata de cambiar tu pensamiento, y no de tratar de cambiar a otra gente.

P: ¿También dentro de las relaciones especiales?

D: Si, aun en las relaciones especiales, Jesús enseñó que antes de que retires la mota de polvo en el ojo de tu hermano, que debes retirar la viga de tu propio ojo. Lo que experimentarás es que la gente se sentirá atraída a ti, que compartes tu nuevo propósito. Encontrarás “poderosos acompañantes” que se relacionarán contigo más en términos de vibración que de biología o intereses comunes. Ese es un paso en el despertar. Cuando llegas al punto de iluminación, verás que todos son lo mismo. Ya no habrá distinciones ni diferencias que tengan sentido. ¡Esa es la dicha!

Compartiendo la dicha, resplandeciendo la luz
Cantando la felicidad y ascendiendo a Cristo
Compartiendo la paz, resplandeciendo la verdad
Cantando y asciendo contigo.
(de Compartiendo la Dicha)

P: ¿Cuánto tiempo me llevará llegar a este punto de iluminación? (mucha risa)

D: Jesús dice en Un Curso de Milagros que cuando te sientas desalentado acerca del tiempo que te tomará cambiar de mentalidad tan completamente, te preguntas “ ¿Cuánto es un instante?” Se trata de voluntad. El ego quiere tener razón acerca del mundo que fabrico. El Espíritu Santo le pregunta a tu mente ¿Prefieres tener razón o ser feliz?

P: A fin de aprender el Curso ¿es necesario tener un maestro o un guru o un guía que conduzca?

D: No. Un Curso de Milagros es una herramienta que abre en ti la conexión a la orientación del Espíritu Santo interior. Ayuda tener testigos del amor incondicional. Conlleva un reflejo de tu propia mente. Al final veras que todo está en tu mente.

P: ¿Qué quieres decir por “testigos?”

D: Son símbolos en la forma que demuestran el amor que está más allá de la forma. La forma o conducta nunca puede ser el amor incondicional que es abstracto. Entonces el primer paso es estar abierto a los milagros y conello, los símbolos del amor comienzan a mostrarse en la conciencia. Esto es sólo un paso hacia la iluminación, porque los símbolos del amor implican que hay otros símbolos, como los símbolos del miedo. Así que, uno podría decir que la Madre Teresa era un símbolo de amor, y que Adolfo Hitler era un símbolo del miedo.

D: Cuando permites que el Espíritu Santo limpie de tu mente todos los juicios y comparaciones, verás a todos y a todo como uno.

No hay diferencias. Somos iguales.
Compartimos un Ser santo, un Nombre luminoso
(de No Podemos Ir A Casa Solos)

P: ¡Llevará un millón de años llegar a ese instante!

D: La Iluminación no es algo que ocurre en el futuro. La iluminación es ahora. Dios no está incentivándote con la zanahoria de la salvación en el futuro. ¡Ese sería un dios cruel! Dios quiere que recibas la iluminación ahora. Entonces debes cuestionar todas tus creencias acerca del tiempo. Todos los conceptos de este mundo están basados en la creencia en el tiempo lineal. El momento presente es la aproximación más cercana a la eternidad. Todos los conceptos de este mundo están basados en la creencia en el tiempo lineal. Hace falta fe para abrirse al momento presente, confiar y depender de la orientación del Espíritu Santo y soltar todo el aprendizaje previo del ego.

Ven al Ahora. Se libre en el Ahora
Ven al Ahora. La paz está en el Ahora
(de Ven al Ahora)

 P: Cuando comenzaste tu camino con el Curso de Milagros, ¿estabas casado?

D: No. (risas)

P: Cuando uno esta casado o tiene una relación y comienza a estudiar el Curso, uno cambia. ¿Cómo hace uno para estudiar el Curso y permanecer en un matrimonio?

D: Tú te refieres a la cuestión de la unión. En este mundo el matrimonio es un intento de llegar a la experiencia de la unión. Un Curso de Milagros ayuda a discernir entre la verdadera experiencia de unión y la parodia de unión del ego. El ego enseña que la relación o unión es unión de cuerpos, con mentes separadas. Mantener una sensación de individualidad mientras se está enganchado en la unión. El Espíritu Santo enseña una forma distinta de unión: mentes unidas como uno, cuerpos que pueden ir y venir. El ego intenta mantener una creencia en la privacidad, en donde se ocultan secretos de la pareja. Tiene miedo de perder su individualidad. Entonces sería mejor pensar en las relaciones como oportunidades de desaprender el ego. El falso sentido de unión desaparecerá o fracasará. Es inevitable. Hace falta tener confianza en todas las relaciones para permanecer con el propósito delEspíritu Santo. El ego está espantado por el nuevo propósito, entonces a medida que uno se abre al Espíritu Santo, a veces puede parecer muy duro. Tal vez se reciba la orientación para quedarse en la relación, o de pasar un tiempo en la soltería, o tal vez de entrar a otra relación que será otra oportunidad de desaprender el ego. En verdad la única unión verdadera es la mente de Cristo, en unión con Dios por siempre. Ésta es la unión. Esto es lo que todos añoran.

Dios nos creó uno con Él
Sólo en Él vivimos, moramos en Su mente.
Él nos dice “Hijo mío, despierta, deja de buscar sueños de odios.
Mi santo Hijo, Mi Cristo precioso, permanece para siempre en Mi amor
(de No podemos Ir a Casa Solos)

P: ¿Cómo nos enseñaría el Curso a ver la situación actual del mundo y la guerra?

D: Estudiar Un Curso de Milagros significa una gran modificación de la mente. La mente que está dormida y que sueña con la separación, percibe muchos problemas en muchos niveles. Percibe problemas ínter psíquicos, interpersonales, en vecindarios, países y en asuntos internacionales. El

entrenamiento apunta a que se comprenda que no hay grados de dificultad en los milagros. Un milagro puede resolver cualquier problema que parezca haber. La mente que duerme está convencida que hay muchos problemas que tienen muchos grados de severidad. Un dolor de garganta parece muy distinto a una guerra mundial, sin embargo los dos afectan de manera desagradable. Entonces todos los problemas y conflictos son obstáculos a la paz interior en igual medida.

Dediquemos un momento a ver el concepto de la guerra. El Curso enseña que "La guerra contra ti mismo está llegando a su fin." ¡Ésta es una buena noticia! Está describiendo la guerra de la mente que está intentando sostener dos sistemas de pensamiento contradictorios: amor y miedo. Estas dos emociones no van juntas. En el cielo la mente está unificada en el amor, así que intentar sostener estos dos sistemas de pensamiento como si ambos fueran reales hace que la situación sea intolerable. Se proyectó un cosmos para ver la mente dividida como si estuviera en el mundo. La mente dormida ve a los buenos y a los malos, a las victimas y los victimarios y muchas, muchas dualidades, como si existieran en el mundo. El mundo es un gigantesco dispositivo de distracción para ver la pena y el dolor de la mente como si estuvieran en el mundo. Por lo tanto la curación a la que nos lleva el Curso es la de soltar todos los retazos de miedo de manera que la mente quede libre y despejado de todos los pensamientos de ataque y resentimiento. Cuando esto ocurre, uno percibe el mundo con el Espíritu Santo como un tapiz entero en que todas las cosas funcionan juntas para el bien. El momento presente, el ahora, es literalmente el fin de toda guerra. Cuando has perdonado el error, ves un mundo muy distinto. Es imposible juzgar contra otro, porque ves que la mente es una.

Hace muchos años, se le preguntó a Gandhi si él creía en el diablo, y él respondió que los únicos diablos son los que están en nuestros propios corazones. De manera que Un Curso de Milagros es sólo un camino, entre muchos caminos, que llevan a la pureza de corazón. Cuando ves que todo es una mente, ya no hay nada que defender ni proteger y tu mente es todo-abarcador. Esta mente no conoce enemigos. En esta mente no hay países, ni nacionalidades, ni culturas. Esta mente es incapaz de ver diferencias porque el error de las diferencias ha sido expuesto.

Vibraciones del amor, más suaves que la luz,
Sanan quedamente la confusión de la mente.
Vibraciones del amor, cantando al Cristo,
Gentilmente revelan un mundo más allá del tiempo.
(de Vibraciones del Amor)

P: ¿Tiene algo que ver el Curso con las enseñanzas de Freud acerca del instinto de vida y el instinto de muerte?

D: Te estas refiriendo a las ideas de "eros" y "thanatos". Sí, Sigmund Freud contribuyó mucho al entendimiento de la mente. El eros que describió Freud estaba relacionado igual con el cuerpo. El thanatos, o deseo de muerte que él describió, también estaba relacionado con el cuerpo. En Un Curso de Milagros Jesús revela que el ego es el deseo de muerte y que el ego es una creencia en la mente. La forma es sólo un símbolo de la creencia del ego. Jesús sustrae de la forma a las definiciones de la vida y la muerte y los convierte en estados de la mente. La muerte es toda cosa que no sea dicha constante - irritación, perturbación, asesinato o ira. Incluso un suspiro de cansancio, fatiga, es una representación de la creencia del ego. El propósito del Espíritu trae una sensación de vitalidad, energía ilimitada, dicha, y no está relacionado directamente con el cuerpo. Por un tiempo, parece demostrarse a través del cuerpo - en sonrisas y abrazos y muchas expresiones de amor. Pero en la meditación profunda, la mente comienza a perder su conciencia del cuerpo. El cuerpo es sólo un recurso de enseñanza y es muy provisorio. El cuerpo y el mundo se vuelven más periféricos en la propia conciencia a medida que uno se alinea con el Espíritu Santo.

 No soy un cuerpo, sino un espíritu puro y libre
Con un luminoso corazón de verdad que vives eternamente
(de Alas Luminosas de la Paz)

P: He sufrido muchos ataques de pánico, aunque en lo profundo de mi corazón sé que Dios existe.

¿Qué puedo hacer para experimentar la existencia de Dios y el amor y curarme del temor?

D: Es posible que los ataques de pánico continúen por un tiempo a medida que trabajes con Un Curso de Milagros, porque estás atravesando la oscuridad para llegar a la luz. A veces puede parecer muy intenso y sería prudente hacer un alto por un momento como lo has hecho. El Espíritu te guiará suavemente de vuelta cuando estés lista.

P: ¿Meditas mucho?

D: En un principio parecía ser una práctica que implicaba estar sentado, con ojos cerrados por períodos de tiempo. Ahora la meditación es un estado de la mente. La mente está quieta, aun cuando el cuerpo parece moverse y las palabras aparecen.

P: ¿Qué es lo que te dice que el Curso es verdadero?

D: Mi experiencia de alegría y dicha. Un Curso de Milagros apunta más allá de la teología y más allá de los conceptos hacia una experiencia de vida. Yo no quiero otra teología - he leído muchas de ellas. A medida que experimentaba los milagros y sentía la paz y la dicha y la libertad, y cada vez duraba más, podía ver que las formas en que en el pasado había buscado la paz y la libertad y el amor estaban todas basadas en las circunstancias y la búsqueda de que las cosas fueran de cierta manera. Los milagros me demostraron que mi estado de mente era una decisión. Jesús me dijo que el único uso correcto del juicio era "¿Cómo me siento?" Me dijo que fuese honesto respecto de mis sentimientos. La dicha y la alegría son los sentimientos más honestos. Cuando yo pude liberarme del miedo y de la culpa, la alegría fue duradera.

 Hay sólo una paz dentro de nuestra alma.
Una sola dicha que fluye desde nuestra santidad.
Hay sólo una Voluntad que desea nuestra felicidad,
Que siempre nos bendice con Amor divino.
(de Un Ser)

P: Con Jesús en el corazón uno se siente poderoso.

D: Sí. La palabra que me viene es "invulnerable".

P: Tal vez sepas que este país esta teniendo problemas económicos difíciles. ¿Es posible vivir en un país como la Argentina y al mismo tiempo leer y practicar el Curso?

D: Si, es inevitable practicar el Curso dondequiera que parezca que estés. Tomemos la pobreza como ejemplo. Esa fue parte de la transformación que yo viví. Yo solía pensar que la pobreza estaba atada a las condiciones
materiales. Jesús me enseñó que la pobreza era lo mismo que pensar con el ego. Hay mucha gente que tiene mucha riqueza y posesiones y que de verdad viven en la pobreza por su sensación de carencia y pensamientos del ego. Para el ego nunca hay suficiente. Entonces esto me ayudó a darme cuenta que la pobreza era un estado de la mente. Al confiar en el Espíritu Santo, todo lo que parezco necesitar para poder extender el mensaje me es provisto sin esfuerzo. Llegar a la Argentina fue un buen ejemplo de esto. Pasajes aéreos - Dave Powell donó su millaje de viajero frecuente para que pudiésemos venir. También usamos dinero de las contribuciones para cubrir nuestros gastos de traslado y alimento. Es el dinero y los recursos delEspíritu Santo. Es el plan delEspíritu Santo. Nosotros no consideramos cuáles son los países ricos y cuáles son pobres. Para el plan del Espíritu Santo sólo hace falta que escuchemos y que le sigamos, y siempre es un regalo para el Ser.

Me entrego a las bendiciones que caen como la lluvia.
Me entrego a la sanación que deshace mi dolor.
Acepto Tu ternura, que envuelve a Tu Cristo.
Mi mente sucumbe a Tu cariño, Tu amor por Tu hijo.
Me entrego. Me entrego. Me entrego a Ti.
(de Me entrego)

P: ¿Cuál es la técnica exacta que usas para deshacer el ego? (risas)

D: ¡La fórmula! (Risas). Hay una forma de reconocer el ego. En todas las maneras, formas y representaciones, la creencia del ego dice: Hay causa en la forma. Por ejemplo: "Heriste mis sentimientos. Me haces enojar." Cosas que aprendimos en la infancia - "a mi hermana le dieron más que a mí." También se relaciona con todas las disciplinas y ciencias. Para cada acción hay una reacción. Hay causas en el mundo y efectos de esas causas
- causas y consecuencias. El Curso vuelve a entrenar a tu mente para que vea que tu mente es causativa. La forma nunca es causativa. La forma es un efecto falso de una causa falsa. La causa falsa es el ego. El ego es la creencia en que la separación de Dios es real, y el mundo de las apariencias es testigo de esa creencia. Entonces a medida que practicas las lecciones del Libro de Ejercicios, se deshace la causa falsa. El ego dice, Si comes demasiada comida engordarás. El ego dice, Haz ejercicios y adelgazarás. El ego dice, Come de esa comida y te descompondrás. El ego dice, Come de estas comidas y serás saludable. ¡La comida no es causativa! ¡Las píldoras y la medicina no son causativas! El sol no puede hacer que tengas calor. Todo es pensamiento.

Esa no es la razón del porqué. Esa no es la razón del porqué.
El problema no está ahí afuera. Debes mirar a tu interior...
Tu mundo está fabricado de pensamientos, de conceptos y creencias,
La fuente de todo tu dolor, tus problemas y tu sufrimiento.
Con coraje debes contemplar tus sueños de pecado,
Y permitir que sean disueltos por la luz del amor interior.
(de Esa no es la razón del porqué)

Tu mente no está a la merced del mundo. Está limitada por los pensamientos del ego. A medida que liberas los pensamientos del ego, tu mente se vuelve libre e ilimitada. Jesús lo demostró hace 2000 años, calmando el mar, diciendo cosas como, "Si tienes la fe de una semilla de mostaza podrás mover montanas." ¡La mente está moviendo todos los planetas y las esferas! Es así de poderosa. Una vez Helen Shucman le preguntó a Jesús, ¿Si todo es una elección de la mente, cuál es la relación entre la astrología y la vida de los hombres y de las mujeres? Jesús dijo, Tu mente es tan poderosa que está moviendo la gente de un lado a otro, y más allá de ello, todos los planetas y esferas. ¡Qué poder! Entonces comienzas a darte cuenta que, como enseña Un Curso de Milagros, "Soy responsable de lo que veo. Elijo los sentimientos que experimento, y decido el objetivo que quiero alcanzar. Y todo lo que parece sucederme yo mismo lo he pedido, y se me concede tal como lo pedí." Nada es un accidente. Nada es azar. La mente llama a los testigos de lo que cree, y estamos de vuelta cuestionando las creencias para ser libres. Confiere mucho poder. Cuando sigues el Curso, ya no estás a la merceddel mundo. Ves que no eres un pequeño ser humano en un vasto mundo. Ves que el mundo está en tu mente. Es un reflejo de tus pensamientos. A medida que cambias de parecer, el mundo que ves cambia también. Como es adentro, así es afuera. Y la iluminación demuestra que no hay adentro ni afuera. ¡Hay una mente! Una mente no se puede dividir, ni en adentro ni en afuera. El amor de Dios, todo es uno.

Existe sólo una luz libre de toda forma y tiempo
Existe sólo una paz brillando en una mente.
Existe sólo una verdad, el Padre uno con Cristo,
Y amor es todo lo que soy
(de Amor es todo lo que soy)

P: ¿Es correcto pensar en el Curso como una reinterpretación de la Biblia?

D: Si, pienso que es importante ver que todo en la forma puede ser usado por el Espíritu Santo o por el ego. El Espíritu Santo ha usado la Biblia durante siglos para conducir al reino del cielo interno, y han habido muchos santos y místicos que siguieron ese camino. El Curso es otra herramienta ahora, pero encontrarás en él lo que quieras encontrar. Algunos toman el Curso y lo tiran al río. Otros lo tiran por el inodoro - he escuchado muchas historias. Una mujer se enojó tanto con el Curso que le arrancó las páginas una por una y las tiró a la basura. Un Curso de Milagros es muy directo, y el ego se asusta mucho de un libro así. Pero es importante darse cuenta de nuevo, que toda forma es neutra. Es el deseo del corazón que trae la salvación. El ego está asustado del Espíritu Santo. Un Curso de Milagros tiene una cita que dice que "al ego le encanta estudiarse a sí mismo." De modo que el Curso es una herramienta para llegar a la experiencia de Cristo, al igual que la Biblia lo es para llevar a la experiencia de Cristo. Hace 2000 años los escribas y los Fariseos se concentraron en la forma pero no tomaron en cuenta el espíritu, pero tú no quieres caer en esa trampa. No hagas algo especial del Curso de Milagros. Es sólo una herramienta que te ayuda a ir para adentro. El ego es la voz de la comparación. El ego puede intentar comparar al Curso con la Biblia, como si uno fuera mejor que el otro. La forma es neutra. En el Curso o en la Biblia encontrarán lo que están buscando. El ego encuentra maneras de sacrificio y castigo y penitencia y usa los símbolos del mundo para enseñar su sistema de pensamiento. El Curso se escribió de manera tal que fuera más fácil evitar estas trampas. Así que si tienes la voluntad, puedes alcanzar la experiencia a la que apunta el Curso.

El Espíritu dice, Hijo mío, entrégame tus sueños para bendecirlos
Todo lo que se necesita: tu buena voluntad
Más allá de la oscuridad un fénix vuela hacia el sol
Emerge hacia la Luz. Recuerda que somos uno.
(de La Buena Voluntad)

P: ¿El Curso nos elige a nosotros?

D: Sí, la pregunta es siempre: ¿Elegí yo el Curso o él me habrá elegido a mí? En la introducción al Curso, dice que es un "Curso obligatorio. Sólo el momento en que elijas tomarlo es voluntario." Más tarde en el Manual para el Maestro dice que no estás a cargo de la forma. Tu voluntad de despertar está reflejada en la forma. En un sentido hay un destino en la forma. Todo en la forma, el libreto del tiempo, ya ha sucedido. Este mundo verdaderamente ha terminado y acabado. El ego vuelve a llamarlo, como si todavía estuviera aquí. El Espíritu Santo resolvió la creencia en la separación en un instante. Ahora la mente se está entrenando para aceptar ese instante, para aceptar la corrección. Sólo parece que lleva tiempo.

Ven conmigo, hijo Mío, te estoy llamando
Por siempre llamándote más allá de este mundo
(de La Llamada)

P: ¿Todas las formas de enfermedad son lecciones que tenemos que aprender?

D: ¡La enfermedad es una lección imposible! La enfermedad y el ego son la misma lección. El Espíritu Santo es una lección y el ego es una lección. Son lecciones diferentes. Entonces, la mente que se aferra al ego está tratando de aprender una lección imposible, una que nunca se podrá aprender porque el miedo no es real. Sería como golpear la cabeza contra la pared para tratar de aprender la lección del miedo. El Espíritu Santo es una lección de perdón. Es la única lección que se puede aprender, porque refleja el amor de Dios. En el reino del cielo, no hay necesidad de perdón. La verdad no necesita corrección. A la mente dormida le hace falta la corrección, y ella es el perdón. El ego tiene una versión distinta del perdón. El ego dice: "Tú mi hiciste esta cosa en mi contra. Yo tengo la evidencia. Lo vi con mis propios ojos. Lo escuché con mis propios oídos. Pero debido a la bondad de mi corazón, aunque me hayas agraviado, te voy a perdonar porque yo soy superior." El Espíritu Santo enseña una versión diferente del perdón: Le perdonas a tu hermano y hermana por lo que no hicieron. El resentimiento era una percepción errónea, una trampa del ego para culpar a otra persona, para culpar a la persona que tú piensas que eres, para culpar al gobierno, al tiempo, algo en la forma, por tu estado mental. El perdón libera a la trampa. Por eso el perdón es siempre un regalo para ti mismo. La mente regresa a la paz.

Volvamos a comenzar: Veme tal cual soy.
Volvamos a comenzar, con un corazón que comprende.
Perdonemos lo que nunca fue, el odio que no pudo ser
Y compartamos la santa luz de paz en la realidad del Amor
(de Volvamos A Comenzar)

P: ¿Qué piensas respecto del karma? ¿Nos habla Jesús sobre el karma en el Curso o no?

D: Jesús no habla sobre el karma en Un Curso de Milagros, y si el karma se entiende como el costo que pagamos en el presente por errores del pasado, ese sería la visión del ego de la condición humana. Un Curso de Milagros enseña el poder del momento presente y afirma que todas las decisiones están basadas en las creencias. Por ende, es importante cuestionar y despejar todas las creencias. Es un Curso sobre despejar la mente, y hasta que la mente no esté libre de todas las creencias del ego, seguirá pareciendo que el pasado está causando el presente. Aunque Jesús no habla sobre el karma en Un Curso de Milagros, dedica mucho tiempo hablando sobre causa y efecto, por lo tanto les voy a ofrecer algunos conceptos básicos de la metafísica de la causa y el efecto:

En el cielo, causa y efecto están unidos. Este es lo que Jesús enseñó “El Padre y yo somos uno”. Dios es la causa. Cristo el efecto. Ellos cantan una eterna canción de gratitud. Es la gratitud de la creación. Cuando pareció que la mente se quedó dormida, causa y efecto se dividieron y se invirtieron. “Dividir” significa que ésa es la brecha de tiempo e “inversión” significa que aquello que se fabricó pasa a ser el que lo fabrica. Por esto la mente que cree estar en este mundo, cree que tiene un origen o causa desde la concepción, contacto sexual, un hombre y una mujer que se unen. Cuando alguien le pregunta a esta mente de dónde es, responde mencionando una ciudad o país. No dice vengo de Dios, puesto que causa y efecto están separados e invertidos. La mente dormida ahora cree que está a merced de un mundo que parece tener causas. Por ejemplo, el sol me da calor... el hielo me da frío... Tu lastimaste mis sentimientos... Me hiciste enojar... Me defraudaste... Esta ciudad está congestionada y me hace sentir claustrofobia y así sucesivamente. Entonces este Curso es un curso para volver la causa y el efecto a su lugar, viendo que todo es una decisión en tu propia mente, que nunca estás enojado ni por el mundo ni por las circunstancias, nunca enojado por los resultados, sino sólo enojado por los pensamientos del ego. “Mis pensamientos de ataque atacan mi invulnerabilidad”. “Nunca estoy enojado por la razón que creo”. “Puedo escaparme del mundo que veo renunciando a mis pensamientos de ataque”. Éste es un trabajo interior. No depende de que nada o nadie cambien el mundo. “No busques cambiar el mundo, sino mas bien buscar cambiar tu opinión respecto del mundo”.

Entonces si tienes miedo, o estás enojado, o deprimido o triste,
Recuerda que tú eliges cada sentimiento que tienes.
Escucha la Voz que está esperando en tu mente
Para ayudarte a elegir de nuevo y ayudarte a decidir.
Hay otra forma, otra forma de vivir.
Hay otra forma, una forma que puedes perdonar
Cada sentimiento y cada pensamiento es algo que has fabricado
Entrégaselo de nuevo a Dios y toma Su amor a cambio
Colma tu mente con luz y permite que la luz se desvanezca
Esta es la otra forma
(de Otra Forma)

Cuando causa y efecto vuelven a estar juntas, ves que la iluminación es ahora. No hay ninguna brecha de tiempo en la que debas esperar para que Dios te dé la salvación. Dios sería cruel si te hiciera esperar para ser feliz. La voluntad de Dios para ti es completa felicidad, ahora mismo. Entonces, para resumir: invertir causa y efecto y ponerlas de nuevo juntas. Esto es la Expiación, el perdón total. No existe ningún problema que no desaparezca en el poder de este momento.

P: Sin embargo... (Risas) ¿Qué pasa con la lección que dice “Todas las cosas son lecciones que Dios quiere que yo aprenda”? En consecuencia, tenemos que aprender puesto que hemos tomado decisiones que estaban equivocadas. Entonces, el karma me parece real en ese sentido – corrige errores en vez de pagar por ellos. Mi entendimiento es que el karma es la ley de la causa y el efecto.

D: Cosecharás lo que siembres... Aquello que uno circula, vuelve a uno...

P: Sí. Por eso tenemos que aprender, porque si no tuviéramos que aprender, no estaríamos aquí. ¿Comprendes mis ideas sobre esto?

D: Sí. Jesús utiliza la terminología empleada en la educación: aprender, lecciones, un curso. Cuánto más trabajas con Un Curso de Milagros, más te das cuenta que no está hablando sobre aprender – sino sobre des-aprender, como si la conciencia fuera una cebolla y le quitáramos las capas de todas las falsas creencias del ego. Se parece mucho a la meditación Zen, vaciando la mente de todo aquello en lo que cree y piensa. Por lo tanto, él usa de los términos “aprender” y “lección” puesto que son expresiones a las que la mente está acostumbrada. Sin embargo, cada experiencia enseña que para ser feliz, debo soltar todo aprendizaje. El mundo del ego está construido sobre el aprendizaje. Aprende creencias sobre creencia sobre creencia y concepto sobre concepto sobre concepto – sin una pausa para reflexionar qué estaba haciendo, hundiéndose más en la oscuridad con el aprendizaje, olvidándose de la luz original de la creación. Es parecido al maestro que usa un retroproyector, apoyando hoja tras hoja sobre el proyector, y lo que sale en la pared es una imagen de sombras: cuerpo, masculino / femenino, alto / bajo, joven / viejo, Argentino / Americano, estudiante de Un Curso de Milagros / no-estudiante de Un Curso de Milagros. Todo queda reflejado en la pantalla del mundo. Tenemos que retirar todas las hojas para que sólo se refleje pura luz sobre la pantalla. Entonces se trata en realidad de desaprender – ¡aunque tenga 365 lecciones! Si logras aprender una lección completamente, tu práctica del Libro de Ejercicios habrá terminado. No supongas que vas a estar haciendo esto durante años y años. Si eso es lo que esperas, así es como va a parecer. Tu mente es así de poderosa.

Limpiando, limpiando, lavando todas las imágenes de temor
Limpiando, limpiando, recordando nuestro propósito de estar aquí.
(de Limpiando)

Q: Hay una sección en el Curso que dice, “No tengo que hacer nada.” Parece una contradicción debido a todo el estudio que el Curso requiere.

D: Sí. Nuestra amiga Kerri ha tomado “No tengo que hacer nada” como su camino. ¡Ella estudió las primeras 50 lecciones, descubrió esta sección en el texto y cerró el libro! (Risas). Efectivamente parece una contradicción, pero el objetivo del Curso es llegar al silencio. El Texto y el Libro de Ejercicios ayudan a despejar los obstáculos frente al silencio del momento presente. Si tu mente ya está preparada para entrar en el divino silencio, no necesitas Un Curso de Milagros. La sección “No tengo que hacer nada” te ofrece la vía rápida – si estás dispuesto a tomarla. Le das a la mente el permiso de descansar en la quietud y de olvidar el cuerpo. En esa sección dice, “No hay un solo instante en el que el cuerpo exista en absoluto.” Siempre se recuerda o se anticipa. Sólo la luz es el momento presente, y el Libro de Ejercicios está diseñado para llevar a tu mente debajo de las nubes del ego a la luz interna.

Estoy en casa, estoy en casa en la luz.
Estoy en casa, en el YO SOY de Cristo,
Amorosos brazos me acunan
Y me mecen en paz
(de Estoy En Casa)

P: Parece difícil creer que Dios no haya creado algo tan perfecto como el cuerpo humano.

D: ¡Si le echas una mirada honesta al cuerpo humano, tal vez cambies tu percepción de la perfección! Parece nacer, pero luego parece morir. Parece causar mucho placer, pero también causa mucho dolor. El ego odia al cuerpo. Cree que merece un mejor hogar. El ego no sabe del cielo, y el cuerpo se hizo como un hogar sustituto. Trata de vestirlo y hermosearlo, como pintarle los labios a un esqueleto. (Risas) Sin embargo para el Espíritu Santo, el cuerpo es neutral. No es ni hermoso ni feo. No es ni bueno ni malo. Es un símbolo, igual que un árbol, un auto o un lápiz. Para el Espíritu Santo, el cuerpo es un dispositivo de aprendizaje, o, basándonos en lo que acabamos de decir, es un dispositivo de des-aprendizaje. Te ayuda a desaprender un sentido de orgullo, de singularidad, o individualidad. El ego se siente insultado, parece, en cada tramo del viaje espiritual. Así que, volviendo a tu pregunta original, aquello que es eterno es perfecto. Dios es perfecto, Cristo es perfecto, y la creación, que es espíritu, es perfecta. El cuerpo, el sol, las estrellas, los planetas, aun los agujeros negros, parecen tener un comienzo y parecerán tener un final. En ese sentido no hay nada en la forma y nada en el tiempo y en el espacio que sea perfecto porque no durará.

En el espejo, ¿Qué veo? ¿Es éste cuerpo yo en verdad?
¿Un rostro, una forma, ojos y oídos, manos y pies, suspiros y lágrimas?
¿Es la vida una época dulce y breve? ¿Estoy condenada a la muerte y a la aflicción?
Entonces una Voz que es suave y amable marca Su huella en mi mente:
Tú eres más. Tú eres más. Tú eres más.
Hijo mío, eres más, mucho más. Eres más.
(de Tú Eres Más)

P: Si todo era tan perfecto, ¿cómo pudo ocurrir la separación?

D: Has hecho la pregunta número uno que me hacen en mis viajes. En la sección Clarificación de Términos, Jesús habla de esta cuestión. Jesús dice que hay muchas preguntas que el ego hará: ¿Cómo ocurrió la separación? ¿A quien le sucedió la separación? Y muchas otras formas. No hay una respuesta, sólo una experiencia. Hay una experiencia que vendrá para poner fin a todas las dudas. Cuando haces la pregunta, “¿cómo ocurrió la separación?” tienes la suposición o creencia inconsciente de que la separación sí ocurrió. Eso es lo que debes cuestionar, porque la separación nunca se podrá entender. La Expiación es la conciencia de que la separación nunca ocurrió. Esa es tu única responsabilidad, aceptar la Expiación o corrección. Tú no eres responsable del error. No necesitas analizar o descifrar el error. Sólo hace falta que aceptes la corrección. Esto incluye no intentar proyectar la responsabilidad por el ego. Así que cuando surge el enojo y el miedo y la culpa, y el ego dice: Deshazte de esto, endílgaselo a tu hermana o hermano, no escuches esa voz. Date cuenta que es tu propio pensamiento y rápidamente entrégaselo al Espíritu Santo. ¡Rápidamente! Una vez que se lo hayas dado al Espíritu Santo, habrá desaparecido. Es el intento de protegerlo y esconderlo delEspíritu Santo lo que parece mantenerlo en tu conciencia.

Destraba la puerta y ábrela del todo
Contempla con el Espíritu no hay nada que ocultar
Sostén en la verdad todas las cosas que temes.
Donde llega la luz, la oscuridad desparece.
(de Levantar Las Sombras)

P: Eso de “rápidamente” parece difícil. Estamos tan acostumbrados a llevar la culpa y el miedo. ¿Se acortará el periodo de tiempo en que llevemos la carga, a medida que practiquemos?

D: Sí. Planteemos con cuidado la idea de aferrarse a la culpa, apegarse muy fuerte. La mente que cree en el ego siente atracción a la culpa, porque el ego es culpa. Hay aspectos de la mente que el ego no quiere que lleguen a la conciencia, de lo contrario todo acabará. Por esto aliento a que hagan tantas preguntas. El ego no quiere que ciertas preguntas surjan, pues la respuesta será aparente en cuanto se haga la pregunta. Mi camino a Dios ha sido a través de las preguntas. No encontré demasiado apoyo en el mundo, pero Jesús dice que para aprender este Curso se requiere que estés dispuesto a cuestionar cada uno de los valores que abrigas. Ni uno solo debe ocultarse, pues ello pondría en peligro tu aprendizaje. Entonces veamos un ejemplo de esto. Dios es unicidad pura. El ego es la creencia en los opuestos. El ego cree que hay un opuesto al amor. Es por ello que éste es un mundo de dualidad y opuestos. El mundo refleja la creencia del ego. El ego le enseña a la mente dormida que hay una diferencia entre placer y dolor, y todos los que caminan por este mundo creen que pueden diferenciar entre placer y dolor.

El clima es muy cálido y este cuarto está muy frío
Es como ravioles y joyas de oro
(de Persona)

Más aun, esta mente cree que hay que buscar el placer y evitar el dolor. Es una pérdida de gran energía y esfuerzo buscar placer y evitar el dolor. De alguna manera, toda la educación de este mundo está basada en esta premisa. Ahora ven el trabajo de convencimiento que tiene que hacer el Espíritu Santo, para convencer a tu mente que el placer y el dolor son lo mismo. En la superficie esto parece una locura, pero Jesús nos da una razón por la cual son lo mismo: lo que tiene un propósito común es lo mismo. Tanto el placer como el dolor refuerzan la realidad del cuerpo y son una negación del espíritu. Esto es un ejemplo de la idea que el ego nunca quiere que llegue a la conciencia, porque una vez que lo veas como es, verás que todo placer verdadero, que yo llamo dicha, proviene de hacer la voluntad de Dios. En realidad es muy sencillo. A medida que experimentes más milagros, surge la dicha burbujeante de tu corazón. ¡Te seduce, te atrae para que experimentes más milagros! La dicha surge de tu propio corazón. No surge de conseguir el trabajo que realmente quieres. No surge de conquistar al alma gemela que quieres. No surge de mudarte a las islas tropicales, ni de muchas, muchas más ilusiones. La dicha proviene de tu propósito. Ésa es tu conexión directa con Dios. Al escuchar al Espíritu Santo, se experimenta la dicha. Y la posibilidad del dolor y del placer se desvanece de tu conciencia.

Bajo Sus alas brillando en la luz,
El murmura mi nombre. Me llama Su Cristo.
Anidado en el amor, mecido en la beatitud,
Abandono mis sueños. Sólo quiero esto.
(de Bajo Sus Alas)

La percepción es selectiva. Del mismo modo en que al estar en una fiesta uno elige escuchar a alguien, o escuchar tu canción favorita tocada por la banda, o decidir concentrarte en lo húmeda que está la habitación, uno puede elegir que la mente se dirija al Espíritu Santo. De aquí es donde surge la dicha. ¡No hay sacrificio! Los placeres de este mundo son fugaces, transitorios. Si miras esto honestamente, verás que es así. El placer de un alimento delicioso, una escena agradable, el placer del orgasmo sexual – todos tienen limite en el tiempo. Comienzan y terminan.

No ofrecen dicha duradera. En realidad no son regalos, porque son los ofrecimientos del ego, y el ego quiere que te mueras, lo cual significa que uno permanece amnésico acerca de su Ser Crístico. Por lo tanto esto se relaciona con tu pregunta acerca de porqué nos aferramos a las cosas. Los juicios que se hacen en el mundo convierten en atractivas algunas imágenes y la mente cree que son valiosas y no quiere soltarlas. Sigue convencida que son reales, y por lo tanto le da valor a los resultados que le otorguen las cosas que todavía desea. Son como el “oro del tonto”. Su aspecto es muy hermoso, pero cuando los tocas o abrazas, se disuelven, porque no duran.

Resta: Tal vez pueda leer la letra de “G.A.S. Metafísico” y lo puedan traducir.

D: Sí, maravilloso.

Canción del Buen Consejo (C.B.C. - en ingles: G.A.S.)

Inspirado por la cita del Texto-27.VI.1:3 El dolor exige atención, quitándosela así al Espíritu Santo y centrándola en sí mismo. Su propósito es el mismo que el del placer, pues ambos son medios de otorgar realidad al cuerpo. Lo que comparte un mismo propósito es lo mismo.

Abandona el placer; abandona el dolor.
Tal vez no lo creas, pero son lo mismo.
Te dicen que eres un cuerpo y que la muerte es tu meta.
Estas despedazado. Nunca serás entero.
Ellos comparten el mismo propósito: atacar al Hijo de Dios.
El dolor y el placer son uno.
Abandona lo malo. No busques lo bueno.
No hagas lo que no debas. No hagas lo que debas.
Las ilusiones son irreales, sean las que sean.
El mundo no ofrece nada que satisfaga la mente.
Todas las formas son indignas del santo Hijo de Dios.
Las formas buenas y las formas malas son uno.
Abandona tus conceptos de menos y de más.
No puedes ser rico; no puedes ser pobre.
Tu función es la plenitud. Tú completas a Dios.
No te restringe ningún limite. Eres por siempre libre. Eterna la unión del Padre y del Hijo
Los pensamientos ricos y los pensamientos pobres son uno.
No puede haber conflicto entre tú y yo
Cuando sabemos que la Mente Una es la única verdad.
El ego quiere ensañarnos defensa y ataque,
Que alguien ha robado el poder que carecemos.
Pero ningún sueño puede fragmentar el Amor del Hijo de Dios
Que siempre y siempre es uno.
No hace falta curar un corazón no lastimado,
Y no hace falta unir lo que no puede fragmentarse.
Todo está en la perspectiva, la forma en que ves.
Mira con el Espíritu la realidad.
Tienes un Creador, y Él tiene un Hijo,
Que siempre y siempre son Uno.
(¡Al terminar la traducción, al traductor le corrían las lágrimas!)

D: A medida que profundizas tu vocación como obrador de milagros, encontrarás que se te guía para ofrecer todo libremente. Es así como te quedas en la dicha, dándolo y extendiéndolo. Lo fortalece en tu conciencia. De modo que al comienzo mismo de mis viajes se me dieron instrucciones de no pedir ninguna compensación, “que no piense” qué ropa ponerme ni qué comida comer, que viajara y compartiera el mensaje de dicha y confiar en que el Espíritu Santo se encargaría de todos los detalles. Esto es el des-hacimiento del concepto del ego sobre la reciprocidad, del “favor con favor se paga”, del intercambio, la negociación y la competencia. Parece una forma muy distinta de vivir y parece muy radical para el mundo, pero en realidad es natural, y los milagros demuestran que todo se provee sin necesidad de control personal ni esfuerzo personal. Todo sucede sin esfuerzo y ésta es la falta de esfuerzo divina.

P: Por favor háblanos de los evangelios y el Curso.

D: Se podría decir que Un Curso de Milagros es una aclaración e iluminación de los evangelios. Los evangelios fueron escritos por apóstoles que todavía creían en el ego. Ellos no pudieron entender muchas cosas que enseñó Jesús. Su idea del ego sobre el sacrificio, manchó su percepción de la crucifixión. Ellos percibieron que Dios tenía un hijo inocente que sufrió y murió por el bien de la humanidad. ¡Jesús no sufrió, y el Cristo no puede morir! La resurrección fue un pequeño símbolo apuntando a una gran lección: que no puedes matar al Cristo. Un Curso de Milagros reinterpreta algunos dichos de la Biblia y los evangelios. Jesús dice que él jamás pudo haber dicho “¿Traicionas al Hijo del Hombre con un beso?” porque Jesús no creía en la traición. Jesús no podría haber estado enojado en el templo. Eso hubiera contradicho todas sus enseñanzas. Jesús no podría haber dicho, “No he venido a sembrar paz, sino espadas”.

P: Leí la idea de Ken Wapnick de que lo que hizo Jesús en el templo era sólo un dispositivo de enseñanza.

D: Exactamente.

P: Porque era un lugar tan público.

D: Sí, así también lo veo yo. Eso de volcar las mesas del comercio en la casa de Dios fue una demostración de que el comercio y el camino de Dios no se mezclan. Al igual que la crucifixión, que fue un dispositivo de enseñanza extremo, una forma extrema de enseñar el amor.

: Por favor, ¿podrías hablar en detalle sobre el término “conciencia” tal como se utiliza en el Curso?

D: La conciencia, tal como es vista en el Curso, sería la conciencia consciente de nuestras creencias, lo cual implica la existencia de creencias inconscientes. Por eso, podrías decir que elevar las creencias al nivel de la conciencia las muestra tal como son. Si se asumen como verdaderas, están más allá del cuestionamiento consciente y vives desde esas creencias tal cual un robot es programado. Este es el porqué es tan importante elevarlas, para que tú puedas estar plenamente conciente.

P: ¿Sería entonces esa conciencia el “YO SOY”?

D: No la conciencia que está descripta en el Curso. El “YO SOY” está más allá de toda creencia. Por eso es que Jesús nos dice que éste no es un Curso para enseñarnos el significado del amor. Es un Curso para remover los obstáculos. El “YO SOY” y el Cristo son el significado.

Yo soy espíritu, suelto y libre, vibración santa, energía pura,

En todas partes, en ningún lugar, por fuera, por dentro,

Silencio eterno que pulsa y canta

(de Yo Soy Espíritu)

P: El cuerpo es un símbolo del ego. Cuándo el cuerpo ya no sea necesario y lo hayamos abandonado, ¿qué le pasa al ego?

D: Una presunción en tu pregunta es que la mente puede estar dentro de un cuerpo. Debes creer en esto antes de poder creer que puedes abandonar el cuerpo.

P: Todos creemos eso. Ese el porqué estamos aquí.

D: ¡Ven cuán profundo va todo esto!

P: Muy bien, todos estamos aquí ahora y estamos aprendiendo.

D: Esa es la presunción. Una vez estuve con un grupo de estudio del Curso y me dijeron: David, sé práctico. Todos estamos en cuerpos, y yo dije, debemos contemplar esas suposiciones. ¿Quién es el “nosotros”? Jesús pregunta esto en Un Curso de Milagros: “¿Quién es el “tú” que cree estar dentro de un cuerpo?” Por lo tanto, podemos decir que es imposible hacer a un lado el cuerpo y abandonar un mundo que sigue en marcha. Cuando asciendes, al igual que Jesús, haces a un lado el cuerpo y el cosmos – todo es la misma alucinación

Muchas veces, la gente pregunta, ¿dónde fue Jesús? Pero no hay ningún “lugar” en el cielo. En el Curso, Jesús dice “Decimos “Dios es” y guardamos silencio”. Dios no sabe nada sobre el tiempo y el espacio. El mundo es el sueño de la amnesia. Incluso la física cuántica ahora está llegando a la misma conclusión. Un físico cuántico de Australia llegó a la misma conclusión que Jesús (Risas). Él utilizó las mismas palabras que Jesús en la lección 132 “El mundo no existe” con signos de exclamación. Cuando Jesús agrega signos de exclamación, está haciendo una declaración con énfasis. Al renunciar a todos los juicios sobre lo específico, la mente recuerda que no tiene ni límites ni barreras en su estado abstracto.

P: “No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó”

D: ¡Exacto! Y así, en varios grupos aquí en la Argentina, hemos examinado las ideas de la encarnación y la reencarnación, que todavía aluden a que tanto el alma como el espíritu toman forma en el cuerpo. La experiencia de sanación observa que la mente o el alma nunca entran a un cuerpo. Jesús enseño en la Biblia” Aquello que nació de la carne, es carne. Aquello que nació del espíritu, es espíritu”. ¡Estas dos no pueden encontrarse! El espíritu es eterno y el mundo de la carne es temporal. Cuando llevas la oscuridad a la luz, sólo la luz perdura. La luz no lucha en contra de la oscuridad. Al igual que cuando entras a un cuarto durante la noche y enciendes la luz, no hay ninguna batalla. La oscuridad se fue.

Como si el mundo existiera, como si el mundo no existiera:
Un sueño cósmico, una pantalla inventada donde las figuras danzan y giran
Y nada significa nada, excepto la verdad interior:
Que yo soy una mente, ideada por Dios.
Él me llama a vivir
Como si el mundo no existiera.
(de Como Si)

D: Ahora me gustaría hablar de un tema que con seguridad saldrá a la luz en sus grupos de estudio: sanación. Esto es muy práctico. Muchos tienen preguntas sobre la sanación. Como dice la canción de Resta (Consejo Metafísico) “No hay necesidad de sanar un corazón ileso y no hay necesidad de unir aquello que no puede ser separado”. Esto está relacionado con lo que vamos a compartir sobre la sanación – y “unión” es otra de las palabras que van a surgir en sus grupos. Esta es una enseñanza sobre forma y contenido. Unir generalmente implica cuerpos que unen, como en los grupos de estudio del Curso, o en las conferencias sobre el Curso. Pero la unión nunca es en el nivel de la forma. Sólo puedes unirte en propósito.

Unidos en un propósito para sanar lo que nunca fue
La paz es nuestro propósito, perdonando y viviendo en amor
(de Compartiendo La Dicha)

Hasta que seas consciente del propósito, parecerá que te unes con tus hermanos y hermanas y te entristeces cuando los cuerpos se separan. Al igual que en las relaciones, cuando parece haber una separación. Pero aquello que puede separarse, nunca ha estado unido en verdad. Lo mismo sucede con la sanación. La sanación está asociada con el cuerpo, sin embargo en Un Curso de Milagros, Jesús nos dice “No le pidas al Espíritu Santo que sane el cuerpo”. Esta oración puede parecer llamativa, pero apunta a una comprensión más profunda de la sanación. Como dije antes, el Espíritu Santo ve al cuerpo como neutral. Es solamente un dispositivo neutro. No se le puede dotar de atributos ni del espíritu ni del ego. No puede estar enfermo ni sano. No nace ni tampoco puede morir. Podemos pensarlo como si fuera un objeto, como una lapicera. (David toma la lapicera de Resta y comienza a hablarle. (Muchas risas hasta el final) Sería ridículo decir “Resta, tu lapicera luce bien hoy”. O “Tu lapicera está pálida”. O “ Me parece que tu lapicera está muerta. Oh, no, ¡todavía está viva! Estaba muerta pero la traje de regreso a la vida”. Esto es igual de ridículo que pensar de la misma manera respecto del cuerpo. Mientras sigas intentando sanar al cuerpo, están intentando sanar algo que no puede ser sanado. Toda sanación es de la mente, y sabrás que estás sanado por la paz y dicha y felicidad que sentirás.

Dulce Grandeza: ven, únete en esta canción de dicha
Que el Cielo entona unido en una Voz.
Todo sacrificio y dolor terminan
Al recordar que somos uno
(de Dulce Grandeza)

No existe sensación de dolor. No existe sensación de conflicto. Nunca tendrás una sensación de fatiga al escuchar con el Espíritu Santo. Sentirás una vitalidad, un estado de alerta y esto es sanador. La percepción fragmentada es entonces la enfermedad. El cosmos todo es un hermoso tapiz al Espíritu Santo. El Espíritu Santo no quita una hebra y dice “esta es la que más me gusta”. El Espíritu Santo no compara una hebra con otra. El Espíritu Santo ve al tapiz como un todo. Si lees con atención la lección 1136 “La enfermedad es una defensa en contra de la enfermedad”, notarás que la enfermedad es un intento de sacar una parte del todo. El ego intenta hacer esto y, por ejemplo, saca un cuerpo del cosmos, le da nombre de un cuerpo, le coloca toda clase de características – macho o hembra; joven viejo; alto o bajo- y enfermo o sano. La enfermedad es sólo sacar una parte del todo. Por lo tanto, aquello que se proyecta sobre la parte no es más que un error más. Es por eso que la comprensión más importante en despertar al cielo es que el problema no es sino perceptual, contemplando a través de un “vidrio empañado” como dice el Libro de Corintios. No puedes contemplar con la visión de Cristo si sigues mirando a través de la lente del ego. Entonces, Un Curso de Milagros es simplemente una forma de limpiar el vidrio y aprender a ver al mundo como un todo.

Tapiz, tapiz de imágenes dentro de la mente.
Tapiz, película en el hogar. Mi mente es la pantalla.
Tapiz, no te aferres. Obsérvalas fluir.
Algunas figuras van, otras vuelven.
No tratas de repararlo o arreglarlo. No hay diferencias.
Todas son iguales. Olvida sus nombres.
Deja que todas las cosas sean un suave y perfecto tapiz.
(de Tapiz)

P: ¿El Espíritu Santo nos da instrucciones específicas sobre cómo tratar la enfermedad, por ejemplo, ver a un doctor en particular?

D: Cuando estás abierto a la guía delEspíritu Santo, habrás de recibir instrucciones específicas. Estas instrucciones parecen ser muy individualizadas, basadas en aquello que crees. El Espíritu Santo tiene que alcanzar a la mente en un lenguaje y conceptos que ésta pueda entender. Es como subir una escalera. Una vez que alcanzaste un escalón y te impulsas, subís al siguiente. Recuerdo una mujer que asistió a uno de mis encuentros y que estaba muy afligida. Había estudiado metafísica toda su vida, siempre diciéndole a su familia y amigos que la enfermedad es sólo de la mente. Ella había ido al médico, quien le diagnosticó cáncer. Ella sentía que no podía volver a su casa y enfrentar a su familia y amigos, puesto que se burlarían en lugar de compadecerse. Me dijo que había hecho una regresión a sus vidas pasadas y descubrió que ella había sido decapitada en una guillotina y que ahora tenía cáncer en las glándulas linfáticas de su cuello. Le dije que continuara su tratamiento en el hospital y se realizara la cirugía y que viera al escalpelo, que estaría en el mismo lugar de su cuerpo, como si fuera un símbolo de sanación. También que debería ver a todos los doctores y enfermeras como ángeles, y que compartiera con ellos todas sus ideas maravillosas. Este es un ejemplo de trabajo con el sistema de creencias. Si la mente no tuviera tanto miedo a la sanación, se sanaría en un instante. El Espíritu Santo nunca va a forzar la sanación a menos que se le dé la bienvenida. La sanación parece requerir que abandonemos todo aquello que se percibe, y algunas veces la mente se resiste. La mente que duerme prefiere permanecer pequeña y convocar testigos de la enfermedad para probar que está en lo cierto con respecto a su pequeñez. Ésta es la insania del ego. No tiene ningún sentido, pero puede ser perdonada.

Condúceme más allá de mi terror hacia la luz.
Las nubes de culpa que han fabricado una noche sin fin...
Llévame hacia mi interior profundo,
Donde la santidad canta en luminoso silencio,
Donde Dios en amor afirma que soy como Él
Donde estoy en mi hogar, en el interior profundo.
(de El Interior Profundo)

P: El pensamiento positivo, ¿es útil para crear un mundo mejor, sólo por tener pensamientos positivos?

D: El pensamiento positivo siempre implica un opuesto. Por esto las afirmaciones no representan el cuadro en su totalidad. Si utilizas pensamiento positivo o afirmaciones y todavía tienes creencias inconscientes desde el ego, sería como poner una capa de azúcar sobre una torta de barro. Este es el porqué el Curso y todas las verdaderas espiritualidades enseñan a llevar la oscuridad a la luz – en lugar de tratar de ocultar la oscuridad y enterrarla. La jornada está algunas veces empapada en lágrimas, y son muchas las emociones intensas que brotan cuando le permites a los sentimientos que surjan. Una de las cosas que más disfruto en la Argentina es la voluntad que hay de expresar emociones y llorar. En muchos encuentros que tengo en los Estados Unidos, las personas no se permiten llorar. Pero llorar es muy sanador y catártico. De hecho, es mucho más útil que ponerse una máscara y simular. Mi amigo David Powell se percató que en los encuentros, las mujeres eran mayoría y que en ocasiones sólo asistían uno o dos hombres. Charlamos sobre esto la otra noche en casa de Marcela, nuestra anfitriona y yo les contaba que en los estereotipos sexuales, se acepta más que la mujer llore. Richard, el marido de Marcela, afirmó que el “macho” nunca concurre a estos grupos (Risas). Esta es otra demostración que todo se basa en creencias y no en cuestiones masculinas o femeninas. Llorar puede ser un símbolo de sinceridad.

Amor,
en las lágrimas del perdón,
deshaciendo recuerdos tristes:
Purificar y sanar es amor.
El amor es lagrimoso
(de Meditación Líquida)

P: ¿Hay más hombres en los grupos del Curso en EEUU?

D: Hay lugares donde parecen haber más hombres, pero generalmente no lo noto. He llegado al lugar donde todo lo que veo es igual – gente, perros, objetos – el tapiz es un todo. No existen objetos inanimados versus objetos animados; orgánicos vs. inorgánicos; grandes vs. pequeños. No veo ninguna diferencia entre la ciudad y el campo; en lo pueblerino y lo cosmopolita. Todo es una cuestión de propósito. Hay una sección maravillosa en Un Curso de Milagros llamada “Cómo fijar la meta”. Cuando tu meta está fijada con claridad, vas a percibir a todos y a todo como testigos de la meta que has establecido. No verás ninguna excepción. Cuando no fijas la meta con claridad, las situaciones en tu vida simplemente parecen suceder y luego el ego mira hacia atrás para contemplar lo que acaba de suceder y decide si le gusta o no. Esto es siempre muy frustrante.

En el relato de la esposa de Lot en la Biblia, se le dice que no mire hacia atrás pues si no va a ser transformada en una estatua de sal. Piensen en ello la próxima vez que miren hacia atrás para contemplar algo que ya ha sucedido. Ese es el ego, y congela tu mente en el pasado.

Líbrate de tu carga. Abandona su peso.
Dile sí a la compasión. Dile no al odio.
Déjalo ir, déjalo ir. Déjalo ir.
Olvídate de las pesadillas de culpa y lágrimas.
Suelta las defensas. Expulsa tus temores.
Déjalo ir, déjalo ir. Déjalo ir.
(de Déjalo Ir)

P: Quisiera volver a la imagen de la torta de barro y la cobertura de azúcar. Se requiere mucha voluntad para descubrir la oscuridad, pero de vez en cuando nos damos cuenta de cuán poco hemos descubierto. ¿Cuál es la mejor forma de descubrirlo? Siento como si no hubiera progresado mucho.

D: En gran medida, esa capa dulce está formada por las afirmaciones y el pensamiento positivo y lo que yo llamo la actitud de “complacer a la gente” – gente que parece caminar sobre cáscaras de huevo para suavizar las cosas en la familia, en el grupo del Curso, de forma tal que no se hagan olas. Entonces, la capa de azúcar y las actitudes de “complacer a la gente” parecen perseguir el propósito de que las cosas sigan siendo suaves como la seda. Entonces invocas al Espíritu Santo y Él hará que toda la oscuridad se eleve a la conciencia; como un glaciar gigante de luz, forzando que los pensamientos lleguen a la conciencia. Esto es mucho más provechoso que tener actitudes para complacer a la gente.

P: Pero queremos ser amados, ésta es la razón para tener esas actitudes

D: Si, así es.

P: Pero no somos merecedores de su amor.

D: Muy bien

P: Y tenemos dudas, ¿Por qué siempre dudamos que otros nos amen?

D: Éste es el origen de las relaciones especiales. Existía un profundo sentido de incompleción y carencia en la mente.

P: Necesidades imaginarias

D: Sí, y en vez de sumergirnos dentro de la mente y enfrentar esta carencia, el ego dijo “aléjate de ello”. Entonces nos olvidamos de la separación y se expulsó de la conciencia al igual que la Respuesta de Dios, que fue dada inmediatamente y resolvió el problema en un instante, la Respuesta de Dios fue expulsada también de la conciencia. Y el ego dijo “¡Corre! Has hecho algo terrible. Corre hacia el tiempo y el espacio. Dios no te va a perseguir allí. Dios no va a entrar a la oscuridad. Vas a estar seguro dentro de la oscuridad”

P: ¡Lleno de culpa! (risas)

D: Pero el ego no te lo dice. Entonces, el ego le dice a la mente “Has echado al cielo”. El ego le dice a la mente “Dios está enojado. No puedes regresar sin que sufras castigo. No puedes pensar que Dios va a dejar que desgarres tu mente separándola de la de Él sin pagar un precio. Ocúltate entonces en el polvo.” Ahora, el giro sucede cuando tomas la mano de Jesús, te sumerges en ese oscuro sótano, paso a paso, y te das cuenta que nada de esa oscuridad es verdad. El ego le dice a la mente: “Has regateado. Ahora no puedes cambiar de parecer. Estás atrapado”. El Espíritu Santo dice que éste no es un regateo. Dios no tiene nada que ver con regateos. Ven conmigo hacia la piedra angular sobre la cual todo el cosmos está construido. Juntos la elevaremos. Verás que Dios te ama. Él no está enojado.

Hermano, iré contigo. No estarás solo.
Hermano, iré contigo e iluminaré tu jornada de regreso al hogar.
Hermano, sostendré tu mano, caminado junto a ti
Hermano, sostendré tu mano y me uniré contigo en Cristo
(de Hermano, Iré Contigo)

Entonces, para responder tu pregunta, te diría que dejes aflorar tus sentimientos. Date cuenta de tu poder de interpretación. Entiende que siendo honesta contigo misma y tus sentimientos, acelerará el despertar para todos. Donde antes la mente anticipaba una pérdida de amor, encontrará ahora una bendición. Las actitudes de “complacer a la gente” son como falsos contratos que hemos firmado para que la ilusión de amor se mantenga en su lugar. Cuando renuncias a todos estos contratos, encuentras una bendición enorme, más allá de lo que podrías imaginar. Dejas de mantener a tu hermano encadenado a tus expectativas y por lo tanto, tu mente es liberada. Los roles anteriores que parecían ser del amor, eran parte de la cobertura de azúcar.

No tienes que simular ser alguien que no eres,
Una marioneta que se mueve con los hilos de mis pensamientos.
El rol que te asigné nos engañó a los dos
Sobre la luz y la gloria que vive en el alma.
Pero pacientemente sucumbe ante cada máscara
Que proclama que no somos hijos de Dios
(de Te Libero)

P: He estado pensando sobre las palabras y cómo las palabras ocultan la verdad. Cuando les decimos cosas a los demás, en verdad no entienden lo que decimos. Escuchan tan solo aquello que está dentro de ellos. Lo mismo sucede con cada uno de nosotros. Es importante decodificar el lenguaje cuando hablamos con los demás, de forma tal que podamos comprender lo que están diciendo. Es muy difícil decir lo que en verdad estás sintiendo en tu interior, ya que no sabemos lo que es. Excepto cuando amamos, cuando amamos, sabemos quienes somos.

D: el Espíritu Santo mira más allá de la superficie y contempla que están pidiendo amor. Es como si estuvieran diciendo muy dentro de ellos. “Por favor, enséñame que soy amado”. Este es siempre el caso.

P: Y al mismo tiempo, cuando le digo a un hermano o hermana que no me entienden, estoy pidiendo el mismo amor. Si somos uno, ¡me estoy hablando a mi misma!

D: Si, así es exactamente.

Dame tu bendición, santo hijo de Dios
El amor y el perdón están ahí, en tu sonrisa.
Las nubes oscuras se disuelven; la luz brilla
Con la visión de Cristo, deshacemos la oscuridad
(de Dame Tu Bendición)

P: ¿Está Jesús en el mundo real esperando a que nosotros despertemos?

D: En Un Curso de Milagros Jesús dice: “Cuando desperté, estaban conmigo”. Muchas veces la gente piensa que Jesús ascendió a la diestra de Dios. La mejor forma de pensar con respecto a esto es que Jesús fue el primero en darse cuenta de la irrealidad de este mundo y despertó del sueño. Ahora, la Voz de Jesús y la Voz del Espíritu Santo son la misma Voz. Jesús obviamente no fue un hombre. Él es el Espíritu Crístico que se extiende desde el Espíritu Santo hasta la mente que aún cree en ilusiones. Dios está en el cielo. El Cristo está en el cielo. El Espíritu Santo, la tercera persona de la trinidad, sea quizás la más difícil de comprender. Existe un aspecto del Espíritu Santo que es eterno. Fue creado por Dios y permanecerá con Cristo o con Dios para siempre. Existe otro aspecto del Espíritu Santo que es una ilusión. La luz del Espíritu Santo parece tomar la forma de una Voz. En Un Curso de Milagros se la llama la Voz “que habla” por Dios. No la voz “de” Dios. Una distinción muy importante: la Voz que habla por Dios. Representando a Dios, no la Voz de Dios. ¡Dios no tiene Voz! Entonces, ese aspecto del Espíritu Santo que parece tomar forma de una voz es la respuesta más amorosa a la separación. Es una Voz gentil. Nunca ordena. Le recuerda a la mente todo el amor del Cristo. Ofrece sugerencias. No amenaza. Es muy amable. Es la mejor forma de pensar sobre Jesús ahora.

Háblame, Voz santa. Déjame escucharte sólo a ti.
Guía mis pasos, Voz santa.
Enséñame cómo deshacer
Cada decisión tomada sin amor, cada error poco amable.
Ayúdame a elegir de nuevo a la luz de la gracia de Dios.
(de Santa Voz)